Salvatierra: Crónicas de un Ángel

Cultura 12 de mayo de 2018 Por
Entrevista a la escritora Erica Vultorius. Apasionada de la ciencia ficción desde su niñez, es diseñadora gráfica, soñadora y Este último tiempo descubrió otra de sus pasiones,- la de escribir-.
Ver galería Erika Vultorius- Foto: Emancipate
1 / 4 - Erika Vultorius- Foto: Emancipate

Posdata Digital |Argentina

Por Diego Vidal - Director de Ediciones Emncipate

Biografía:  Apasionada de la ciencia ficción desde mi niñez. En la actualidad soy diseñadora gráfica, soñadora. Mis proyectos cruzan las fronteras y los continentes. Trabajé en diferentes agencias y estudios de diseño, entre ellos uno radicado en Estados Unidos. En el 2012 fui premiada en un concurso de diseño para 99designs.com, una web australiana donde compiten diseñadores de todo el mundo. Soy amante del dibujo fantástico, el cine y la televisión. Siempre estoy en la búsqueda de nuevos desafíos. Este último tiempo descubrí otra de mis pasiones, la de escribir

SINOPSIS: Este increíble relato en primera persona, cuenta la historia de dos amigas: una de ellas emocionalmente desorientada, intenta buscar un cambio de rumbo en su vida, por lo que comienza a compartir sus diarios y sus escrito más íntimos. A través de sus ojos nos sumerge en una historia de vida increíble, en la que conoce a su mejor amiga, Roxana Salvatierra. Una muchacha simple, llena de bondad y grandeza pero que detrás de su coraza oculta un misterioso secreto. 

Cada párrafo de esta historia ofrece una aventura con mucha emoción. Desde principio a fin cargada de simpleza, misterio, humor y un toque de fantasía. Con una calidad narrativa que transmite al lector más de un pensamiento reflexivo sobre la vida, sobre la importancia de los afectos y la influencia que puede tener en nuestros actos.

Nombre completo: Erica Vultorius 

¿Por qué decidiste ser escritor/a?

Es algo que no tenía pensado. Simplemente surgió. Me puse a escribir pensamientos, cosas de la vida, como cualquier persona que lleva un diario íntimo. Salieron algunas palabras, algunas situaciones difíciles, que en definitiva le puede ocurrir a cualquier persona. Problemas domésticos, etc. Cualquier persona lo puede vivir. Y después de digerir esos escritos, y de creer que realmente podía hacer algo con eso, podía transformarlo en algo más... apareció una nueva idea de cargar la historia con intrigas, de pulir estos escritos con un argumento más sólido, pensando de que podía compartirlo. Y de allí nació. Lo mezclé también con un viaje que tuve y salió algo re lindo! Es una historia hermosa para disfrutar, al que le gusta en la ficción. Está cargado de suspenso. Al que le guste soñar, al aventurero, yo creo que le va a gustar mucho.

Alguna vez pensé que escribía para “no sentirme tan solo con mis pensamientos”. ¿Te sucede?

La verdad que no. Yo siempre fui solitaria, más allá de que soy hija única, la escritura de alguna manera es un reflejo de mi misma, y lo que hace es sumergirme en ese mundo oculto que tengo en mi interior y me hace pensar que alguna vez alguien lo va leer. No lo sé. Soy muy tímida y nunca pensé mostrarlo al mundo pero, es como un espejo para mí. No me siento sola porque yo aprendí a ser solitaria, la vida me hizo así. Y no lo digo con tristeza eh, por el contrario, desde chiquita me entretenía sola con mis juguetes (risas), con mis mundos, será por eso que me gusta tanto la fantasía, y siempre vagueo con la imaginación, es algo que me encanta. Quizá igual, siempre me pregunté como sería tener un hermano.   

¿Cuáles son las cosas que te gustan y cuáles las que no te gustan de este oficio?

Las cosas que me gustan? Que puedo ser cualquier persona de este mundo, cualquier ser, un extraterrestre, un gusanito o un pizarrón. O sea, tengo la facilidad en la escritura de convertirme en cualquier criatura, cualquier ser u objeto que se me ocurra. Eso es la imaginación, la fantasía. Y es lo que me encanta. Es lo que me gusta, de poder escribir. Y lo que no me gusta ...( piensa) que difícil. La verdad que yo no tengo imposibles. Lo comenté en una entrevista anteriormente, no me gusta ponerme barreras. Tendría que pensarlo... Ya sé! Lo que no me gusta es la prensa (risas), el tema más que nada de que siempre fui tímida para toda exposición pública, desde los orales en el colegio, hasta decir un discurso en familia. Salvo cuando conecto un chip y me concentro, ahí no hay quien me frene. No me gusta ser una persona pública. Tampoco soy re famosa, pero sé que es algo clave si quiero que mi libro trascienda y sea conocido por la gente. Las redes sociales es mi fuerte, por ejemplo. Es por medio de una computadora. Siempre lo fue desde chica, aunque el Facebook apareció en el 2004, ya no era tan chica pero pónele...(risas). Yo chateaba y la computadora era como un refugio ¿no? No ves a la persona a los ojos. Mi mayor desafío profesional fue en el Encuentro de Escritores cuando viajamos con mis colegas de la editorial Emancipate Yourself Ediciones a Entre Ríos a comienzos de este año. Donde expuse mi presentación como escritora. Allí presenté por primera vez mi obra Salvatierra, Crónicas de un Ángel. Fue difícil, pero un alivio a la vez. Más que nada por tener la oportunidad de contar mi historia. Y que la gente, los jóvenes sobre todo, me empiecen a conocer. Haber podido hablar y compartir mis experiencias. El escribir, la idea de que cualquiera puede hacerlo, y dar ánimo al que aún no se anima.

 
¿Cómo manejás la repercusión con tus lectores y con los medios de prensa? ¿Cuánto te atraen, cuánto te llega, cuanto te anima y cuanto te desanima una felicitación, un comentario positiva o una crítica negativa?

Casualmente se une a tu pregunta anterior. Un poquito me da “cosa” hablar con los medios. Entiendo que tiene que repercutir mi obra justamente a través de los medios. Realmente, eso lo dejo mucho, en manos de la editorial y al editor de Emancipate Yourself que de alguna manera fueron mis padrinos de esta obra, de esta idea de poder llevarla a los medios, de mostrarla. Eso me anima, claro. Las felicitaciones, los comentarios, las críticas obviamente me encantan. Yo soy muy autocrítica. Todo es bienvenido. Tengo una amiga que tiene una nieta adolescente, y me dijo que su nieta tenía algunas críticas para comentarme, y la idea es compartirlas. Me gusta que la gente opine. Me encanta que se armen debates, sobre temas diversos. Y obviamente si me felicitan.. (soy leonina tengo mi orgullo ahí), y me halagan, eso me encanta, por supuesto. Me hace sentir muy bien.

 ¿Cómo ves la influencia de las redes sociales en tu obra?

Las redes es un medio increíble, donde conocí a muchísima gente. Eso me alegró mucho, por todas las comunidades de lectores que existen, que descubrí. Es increíble como se difunden, como se propagan las obras. Y es un orgullo que la mía de a poquito también entre en ese mundo. Sin pensarlo ya empezó también a tener su aparición. Y por otra parte, la respuesta tan positiva del público. El hecho de que uno pueda más allá del libro, comentar o transmitir alguna frase, alguna poesía que tenga yo en mi mente o tantos escritores colegas. Y eso como que nutre al lector... es un EXTRA que tenemos en nuestras vidas hoy en día, la herramienta “internet” ¿no?. Es decir, antes el escritor se quedaba con su obra, y uno a veces perdía el rastro de los escritores, pero de esta manera estamos siempre en contacto.

 ¿Qué libros has escrito? ¿Cuáles has publicado?

Salvatierra, Crónicas de un Ángel es mi primer novela. Digo la primera que tiene carácter de novela de ficción, de principio a fin. Tiene un argumento sólido que categoriza a la obra como novela. Sin contar algunos cuentos cortos que escribí de muy chica, también de suspenso y ficción, pero que nunca publique ni los di a conocer. Salvatierra es mi orgullo como escritora. Es una obra inédita que escribí y luego publiqué hace muy poquito.

 ¿Cómo definirías a tu obra? ¿Y a tu público? ¿Cuál crees que es el público al que tenés llegada?

La definición sería una aventura sin fin, un mimo entre tantas mareas.. Sí, sí porque empieza con un drama muy fuerte, muy severo. Más allá de una historia de amistad muy grande entre medio pero que con el tiempo, a medida que vas llegando al final, la obra se transforma en algo mágico, porque es una cura para el alma, podría ser otra definición. Con respecto al público, es un público que se atreve a soñar, que no tiene límites para la imaginación, que no tiene prejuicios. Esto empieza y sigue... porque hay una segunda parte, donde las cosas son cada vez más intensas. Hay más fantasías, más aventuras y el público al cual va dirigido principalmente son adolescentes. Sobre todo, por los temas. Más yendo a la psicología, que son temas bastante duros. Y adolescentes sobre todo porque, es una etapa del ser humano donde se cuestionan todo, ¿no? Que es lo que de alguna manera yo hice con mi obra, cuestionar muchas cosas sobre la vida. Donde se dan opiniones. Donde aparecen preguntas sin respuesta, que a medida que pasa el tiempo quizá, podemos responder nosotros mismos. Y obviamente, mi obra también está dirigida a los adultos, que tengan ese niño interior, que se atrevan a desafiar el tiempo. Que les guste volar a través de los sueños.

 ¿Qué expectativas tenés sobre tu presente y sobre tu futuro, dentro de la escritura y fuera de ella?

Expectativas son muchas, más que nada como escritora difundir mi obra y poder compartir opiniones y recibir opiniones, por supuesto. Dentro de la escritura... (piensa) a ver soy bastante modesta. Me encanta escribir. Algunos se han fascinado con mis escritos, personas con quien compartí gran parte de mi vida. Otros se han sorprendido por mi faceta literaria que no conocían. Es una parte de mi escondida, a veces yo misma me sorprendo. Dentro de todo, descubrí que tengo facilidad para escribir. Sobre todo por las opiniones, por quienes me han leído. Mi madre no podía creer que era yo quien escribía porque soy muy tímida. Pero reconozco que tengo muchísimo por aprender. Esta es primer obra como he comentado anteriormente. Creo que vamos de la mano. La escritura y yo. Nos complementamos. Voy aprendiendo nuevas cosas a medida que escribo. Más que nada siento que soy mi espejo, cuando me leo me veo a mi misma. Tengo amistades que lo han leído y me han dicho: “Este es tu reflejo”. Quien lea mi obra me conoce muy bien. Tengo esa facilidad, esa transparencia. Que no sé si es bueno ¿no? Muchos han descubierto una faceta mía, y eso lo volqué en palabras, descubrí una nueva perspectiva. Fuera de la escritura en mi presente, referido a mi vida personal: buscar paz. Luego de un año muy difícil, donde viví situaciones personales muy dolorosas entre ellas, la muerte de mi padre cuando estaba de viaje. Luego de luchar más de dos años con su enfermedad, el alzheimer.

Comentario final libre que quieras hacer.

Los invito a cerrar los ojos e imaginarse en un mundo distinto, en un lugar distinto, en un papel totalmente diferente. Empiecen a jugar con eso y van a ver que pueden crear historias maravillosas, y además las cosas (la vida si lo queremos ampliar) se ven en otra perspectiva muy distinta. A veces juego a pensarme en la cabeza del otro, lo que algunos llamamos empatía. Que en muchos países se practica a menudo. Sobre todo el respeto a los demás. Los invito a hacer ese ejercicio que es tan hermoso. Y por último, también les aconsejo ver una hermosa película que me fascinó y recrea exactamente a lo que me refiero cuando digo sacar a ese niño interior y dejar de lado los prejuicios: Descubriendo el País de Nunca Jamás (Finding Neverland, título original) protagonizada por Johnny Depp.

¡Muchas gracias por tu tiempo!

Muchísimas gracias a vos. Un cariño a todos los santafesinos.

 Vía:www.edicionesemancipate.com

 

Te puede interesar