Cronometrando el daño de un pederasta

Violencia contra los niños 22 de enero de 2017 Por
Condiciones en que nace, crece, vive, se desarrolla, destruye lo que está a su alrededor y cómo se da fin a las andanzas de uno de los delincuentes más peligroso que usa el silencio para someter a niños, niñas y adolescentes

Cronometrando el daño de un pederasta


Posdata Digital|Argentina

Por Julio César Ruiz

Qué es el abuso sexual infantil

-Primera parte del informe-

  • Es la conducta en la que una niña o niño es utilizado como objeto sexual por parte de una persona con la que mantiene una relación asimétrica de desigualdad, con respecto a la edad, la madurez y/o el poder.
  • Es un delito invisible que en un 95% se desarrolla dentro de las paredes del hogar y ejecutado por personas referentes del niño.
  • En general no deja huellas visibles ya que no es habitual el uso de la fuerza física, excepto casos donde las marcas, escoriaciones, lesiones o musculatura vencida que se encuentran obedecen a sujeciones para ejercer penetración de penes, dedos u objetos en los genitales cuando ejecuta su cometido.
  • En el 50% de los casos de abusos no hay penetración de genitales u objetos, sino toques con malicia.

La sanación no depende de si hubo penetración o no, sino de cómo han impactado tales hechos en cada niño.

Cuáles son los tipos de abuso sexual infantil

Todos los hechos descriptos a continuación forman parte del abuso sexual infantil, aunque ni siquiera se toque al niño:

 Mostrar los genitales al niño.

Pedir al niño que muestre sus genitales

Exponer al niño a materiales pornográficos

Tener conversaciones telefónicas o métodos similares con el niño de contenido sexual

Obligar al niño a presenciar actos sexuales entre adultos o niños

Utilizar al niño para la producción de material pornográfico

Estadísticas generales – Frecuencia

De Cada 100 abusos 95 no se denuncian

De cada 10 denuncias por abuso sexual, 9 terminan en la más absoluta inmensidad

En América Latina y el Caribe, uno de cada 3 niños va a ser abusado antes de completar su etapa puerperal. Esto es igual a 224 niños por hora, 4 niños por cada minuto y cada 1 cada 15 segundos. Esto representa un total de 2.000.000 de nuevas víctimas por año.

Cronometrando el daño de un pederasta

El abusador no ejecuta sus prácticas sexuales con el niño tan sólo una vez sino tantas veces como le venga en ganas agredirlo, demostrarle su poder, verlo sufrir o satisfacer sus necesidades sexuales.

El abuso sexual infantil es tan común como la gripe. La diferencia es que la gripe posee una vacuna que atempera o impide sus efectos y proliferación. 

Los porcentajes de abusos sexuales sufridos por niños se distribuyen en 60% a nenas y 40% en varones.

Quiénes son los abusadores

Cronometrando el daño de un pederasta

El 94% de las personas son familiares, amigos, allegados y vecinos. Esto implica que en ese porcentaje el niño es abusado por personas que conoce y que son sus propios adultos referentes. En ese porcentaje los abusadores están protegidos por los integrantes del grupo familiar directo que se convierten en agresores también por cuanto conocen las actividades del pederasta y guardan silencio y lo ocultan.

Menos de 1 de cada 10 niños sufre abuso sexual por desconocidos.

Porqué motivo el niño no lo cuenta

  • Porque se siente humillado.
  • Porque una de las características que despliega el agresor es una suerte de contrato de silencio bajo distintos tipos de amenazas al niño.
  • El agresor manipula al niño y le transfiere la culpa y la vergüenza.
  • Niños que saben que si lo cuentan no le van a creer. En este sentido se incluyen jueces, peritos y defensores de menores

Las amenazas

Apelan a cualquier método que genere temor en la víctima diciendo por ejemplo:

No cuentes porque sino me van a meter preso y no me vas a ver nunca más. No cuentes porque no te van a creer. No cuentes porque yo diré que vos me lo hiciste. No cuentes porque voy a matarla a tu mamá. No cuentes porque si tu mamá se entera se va a matar. No cuentes porque sino voy a matar a tus hermanitos.

Estas mentiras son inverosímil para los adultos, pero para el mundo de los niños son sumamente creíbles. Usted como adulto podrá decir, qué tonto ese niño, mirá lo que creía, pero esa claridad ocurre en su cabeza, no en la del pequeño.

Abusadores intra familiares

Abuelos, padres biológicos, tíos, hermanos, primos, padrastros. Surgen de esta visión algunos aspectos tales como: Es un mito creer que los padrastros son los pederastas más activos cuando en realidad son los padres biológicos o adoptivos. 

Vía: Fundación Adoptar

Te puede interesar