La mujer sucede... (oda al género)

Cultura 25 de octubre de 2016 Por
En tiempos de tanta violencia, nada mejor que tratar de apaciguarla aportando un pequeño granito de arena con un homenaje al género.
Nitocris_(Earth-616)
Nitócris - Última Faraón de Egipto

Por Walter Gustavo Telesca

Como en la vida misma las cosas transcurren con naturalidad y uno va tomando del agua sin darse cuenta de que los años pasan, los momentos quedan y las mujeres..., las mujeres suceden.

Así como en la vida misma, en la política, en la justicia, en la plaza y en cualquier lugar donde exista sociabilidad, entre el hombre y la mujer, el primero pasa su vida transcurriendo en objetivos vanos, yendo atrás de algo, persiguiendo metas.., siempre va en procura de sus horizontes como puede, mientras que la mujer no va detrás de ningún horizonte. ¡Es el horizonte! Sucede...
¿Por qué digo sucede? Porque tal como reza la definición suceder es venir inmediatamente detrás de otra (cosa o persona) en el espacio, en el tiempo o en un orden determinado. Y eso suelen hacer las mujeres, venir detrás de cada hombre todo el tiempo.

Vienen a destrozar algunos corazones, a hacer felices muchos otros, a decidir que es lo conveniente, a reemplazar a superar, a mejorar...

Se dice que la mujer del siglo XX alcanzó al hombre en puestos políticos, cargos públicos e igualdad de condiciones... Pero la historia olvida que siempre existió la mujer como figura emblemática detrás del poder. (o delante de él)
Acaso, los que insisten por la igualdad de la mujer en el S.XX olvidan que la primera mujer , Reina-Faraón que gobernó fue NETÓCRIS en 2181 a.c., que hubo, reinas en Egipto (Cleopatra), primeras ministros en Europa, y hasta una mujer papisa que según cuenta el mito, la lglesia no quiere reconocer pero que desde su descubrimiento, impuso el palpado testicular para evitar confusiones. (no sea cosa que se repita la historia)

Entonces me pregunto ¿por qué no se reconoce el poder femenino cuando desde hace milenios han sabido llevar adelante, reinados, países, feudos y tiranías mucho mejor que lo que pudieron haberlo hecho los mismos hombres.

El hombre propone y la mujer dispone.

Mientras el hombre, como ya dijimos, va detrás de su presa, objetivo o meta. La mujer viene delante, para enfrentar y decidir cuál será en definitiva lo mejor que resulte.
Desde el simple sí a una relación amorosa, hasta el momento de decidir dar a luz a otro ser humano, en cuestiones que dejan al hombre en una posición secundaria a la hora de evaluar quien de ambos géneros tiene mayor poder de decisión. Quizás el hombre tenga más fuerza, más coraje y sea más arriesgado que la mujer, pero ésta tiene una mayor sensibilidad de observación, es más paciente y posee herramientas de seducción que hacen sucumbir a cualquier hombre que se les interponga demostrando a la postre una mayor efectividad cuando decide hacer algo.

Entonces para terminar, cuando digo que la mujer sucede, estoy diciendo que la mujer deja su impronta sucediendo en la vida y no transcurriendo (a veces sin pena ni gloria) como lo hace la mayoría de los hombres.