Europa quiere que Google pague a los medios por usar sus contenidos

Cultura 07 de septiembre de 2016 Por
BRUSELAS:Darían a los editores de medios una especie de derecho de copyright mundial durante 20 años sobre todo lo que producen. Bruselas estima que así los medios de comunicación podrían negociar con gigantes como Google el pago de un canon por usar su material

Google-celebro-doodle-novela-historia_CLAIMA20160907_0084_28Google celebró con un doodle los 37 años de la novela "La historia sin fin"

Posdata Digital/Argentina

Europa quiere que las empresas tecnológicas como Google paguen a los medios por utilizar sus contenidos. La Comisión Europa debe presentar en las próximas semanas –la fecha más probable es el 21 de septiembre- una propuesta de reforma legislativa que pretende actualizar las normas de copyright en el bloque.

Hace al menos dos años que el lobby de las tecnológicas trata  de influir sobre la propuesta, filtrada por el portal “Statewatch”. Si prospera, los medios europeos encontrarían una puerta para cobrar a empresas como Google o Facebook por utilizar sus contenidos digitales.

La reforma, que actualiza la normativa europea de copyright de 2001 daría a los editores de medios de comunicación una especie dederecho de copyright mundial –un “derecho del editor” paralelo al derecho del autor, más que un derecho del producto individual- durante 20 años sobre todo lo que producen, permitiéndoles así cobrar por su reproducción fuera de sus canales, como si fuera una película o un libro.

Bruselas estima que así los medios de comunicación podrían negociar con gigantes como Google el pago de un canon por usar su material, que ahora copian sin pagar un centavo pero de los que obtienen ingresos de forma indirecta a través de la publicidad. 

El Consejo Europeo de Editores (EPC en sus siglas en inglés) dijo en un comunicado que ahora mismo “ni los grandes medios están en condiciones de negociar un acuerdo justo con los operadores dominantes”. El EPC cree que la reforma le daría las herramientas para hacer que esos proveedores, los gigantes tecnológicos, paguen por copiar sus contenidos.

Los medios aseguran que no quieren impedir que cualquier usuario difunda sus contenidos en la red, pero sí que gigantes tecnológicos hagan dinero a costa del material que producen. Tras obligar al gobierno irlandés a exigir a Apple 13.000 millones de euros por sus chanchullos fiscales, el brazo ejecutivo de la UE apunta ahora a otros gigantes estadounidenses como Google y Facebook.

La reforma pretende también acabar con el bloqueo de la difusión online de contenidos de televisión fuera del país de origen. Las cadenas de televisión europeas –públicas y privadas- difunden en directo y en diferido en sus páginas web casi todo su contenido, pero sólo se puede ver en el país de esa cadena de televisión. 

Así, por esa “territorialidad de los derechos de autor” que protegen hasta ahora las normas europeas, en Bruselas, Amsterdam o Praga es imposible ver contenidos online de la BBC británica, la RTVE española o la RAI italiana. Para hacerlo, las cadenas de televisión deberían negociar derechos de autor país por país: caro y complicado. 

La Comisión Europea quiere con la reforma desbloquear esos límites aplicando un “principio de país de origen”, que permitirá a cadenas de televisión difundir por toda Europa sin limitaciones si tienen el derecho de hacerlo en el país de origen, salvo si los propietarios de los derechos de autor se niegan. Estos también podrán exigir que se renegocien los derechos de autor si la difusión en el resto de Europa tiene mucha audiencia y genera más ingresos.

Vía: Clarín