Fidel Castro cumple 90 años sin fiesta

Sociedad 12 de agosto de 2016 Por
El líder de la revolución cubana celebra su aniversario retirado del público desde hace 10 años, cuando un problema de salud lo apartó del poder. La última vez que se le vió fue durante la clausura del congreso del Partido Comunista, el pasado 19 abril. Hizo una intervención que casi sonó a despedida

rauly-fidel-castro-ultimo-congreso-del-partido-comunista-1470999207846Raúl y Fidel Castro en el último congreso del Partido Comunista

Posdata Digital/Argentina

Raúl Castro no fue la sombra de su hermano mayor Fidel, que en materia de competencia, terquedad y por desconfiado, no aceptaba ni sombra, incluyendo la suya propia. El general Raúl siempre ocupó nominalmente el segundo puesto, y ni eso era verdad: Fidel era solo él, para bien o para lo que fuera. Pero Fidel Castro, que este sábado cumple 90 años, como a todas horas recuerdan los medios en la isla, soltó de golpe y por sorpresa las riendas del país hace una década, cuando anunció que la naturaleza lo jubilaba por problemas de salud. Y desde entoces, Raúl ha introducido cambios que hace 10 años nadie podía presagiar.

En ocasiones se ha dicho que las decisiones más importantes se le consultan al "compañero Fidel" y de que está al tanto de todo. Pero las imágenes que se han dejado ver del hombre que es hoy  ponen en duda que esto sea del todo e incluso parcialmente cierto. De pasar a convocar multitudes y de ocupar con sus intervenciones horas y horas de televisón, el comandante en jefe ha pasado a publicar sus reflexiones en el diario 'Granma', a conversar en un chándal Adidas con personalidades que recibe y en su casa y, muy rara vez, a aparecer en público. En cada ocasión, las fotos han mostrado a un hombre cada vez más envejecido,  siempre sentado.

La última vez que se le vió fue durante la clausura del congreso del Partido Comunista, el pasado 19 abril. Hizo una intervención que casi sonó a despedida. "Tal vez sea una de las últimas veces que hable en esta sala", dijo. Poco antes había hecho una de sus reflexiones más notorias, durante la visita del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a la Habana. Fidel Castro no ocultó su malestar. "No necesitamos que el imperio nos regale nada", escibió en el diario 'Granma'.

Octogenarios dirgientes

Para cerrar su ciclo, Raúl Castro anunció que en el 2018 abandonará el cargo de primer secretario del Partido Comunista, fuente real del poder en las naciones comunistas, y el de presidente del país. Leacompañarán en su retiro otros octogenarios dirigentes a los que se les denomina la Dirección Histórica de la Revolución.

El general recibió de su hermano un país en esencia culto, de hombres de ciencia, deportistas de oro, con acceso total a la salud gratuita; a la vez que empobrecido y ruinoso, sumido en una crisis de valores y con una juventud que mayormente considera que un futuro mejor pasa por la migración.

Por otra parte, recoge una isla que ha vivido por más de medio siglo bajo el tremendo peso del embargo -para las autoridades cubanas bloqueo- de Estados Unidos, y un país poblado de personas que ignoran lo muy rico que fue y lo empobrecido que será.

Es la misma Cuba que -a excepción de la permanencia del bloqueo que aún está por ver- Raúl Castro va a entregar a los que vengan cuando abandone el poder en el 2018. Entonces el general tendrá 87 años.

 

Vía: El Periódico