La mujer fantástica que inspira una nueva leyenda medieval

Sociedad 17 de abril de 2018 Por
La historia, que la periodista Sílvia Colomé relata en ‘La llegenda del Carreró’, invita a sacar lo mejor de uno mismo
img_rquelart_20180417-152448_imagenes_lv_terceros_blancallum-kBAG-U442642623055QxC-992x558@LaVanguar
La mujer de agua Blancallum. Foto de la portada del libro. (Delphine Labedan)

Posdata Digital| Argentina

La mayoría de los personajes fantásticos han trascendido de generación en generación a través del imaginario colectivo. Pero en ocasiones a las criaturas mitológicas ya existentes -como la Pesanta, el Pardinot, la Simanya o el Papu, en Catalunya- se le suman otras que nacen para recuperar patrimonialmente un lugar, como Blancallum.

Esta mujer de agua, hija de la niebla y el último rayo de sol, coprotagoniza la fábula ideada por la periodista y escritora Sílvia Colomé da Silva en La llegenda del Carreró , en homenaje a una pequeña calle de origen medieval de la población leridana del Montgai que se encuentra inmersa en plena recuperación patrimonial. “Me comentaron que les gustaría que hubiera un relato histórico del Carreró, entonces, me di cuenta que casi no había memoria [de este lugar] más allá de la Guerra Civil”, dice la autora.

Un lugar de leyenda
A través de una cuidada prosa, en ocasiones onírica y simbólica, Colomé teje una trama de realismo mágico que sumerge al lector en las profundidades de la Catalunya del siglo XII, un período marcado por la desintegración de Al-Ándalus, de pueblos que “se fueron construyendo a medida que avanzaba la conquista cristiana hacia las tierras musulmanas, la Catalunya Nova, la tierra de frontera”, tal como recuerda la autora.

La trama transcurre en Montgai y sus alrededores, parajes que Colomé recorrió durante más de un año mientras llevaba a cabo una exhaustiva tarea de documentación con el objetivo de introducir en su relato tanto los episodios históricos como las personas de carne y hueso más significativas de la época. Una labor para la que contó con la ayuda de historiadores y expertos en la edad media que la iluminaron en el camino.

img_rquelart_20180417-152550_imagenes_lv_terceros_entrada_del_carrero-kBAG--656x875@LaVanguardia-WebUna puerta de hierro forjado con la imagen de Blancallum da acceso a el Carreró de Montgai (Maria Menta)

“La Blancallum ayuda a que saquemos toda la luz que llevamos dentro”
SÍLVIA COLOMÉPeriodista y escritora

Personajes reales, como el comerciante Guillem de Montgai, el castlà –encargado de vigilar un territorio fortificado- Ramón Bernat y su hijo Ponç, el noble Berenguer Alentorn o el conde de Barcelona Ramon Berenguer IV, que se entremezclan con otros inventados. Como es el caso de Salgar, una niña de diez años que vive en el Carreró y que sueña en convertirse en sabia con la ayuda inspiradora de una mujer de agua que vive en una poza cercana a su pueblo.

“La Blancallum ayuda a que saquemos toda la luz que llevamos dentro, nuestro potencial, para convertirnos en personas completas”, explica la periodista. De esta manera el libro reivindica el conocimiento ancestral de la mujer y las dificultades que a lo largo de la historia ha tenido que atravesar para conseguir autorrealizarse.

“La mujer ha estado muy frecuentemente subordinada al hombre, y una de las pruebas es la dote que tenía que aportar para casarse y los quebraderos de cabeza que tenían algunas familias para poder asumirla”, argumenta Colomé. Una problemática reflejada en la historia a través del personaje de Agnesó –la hermana de Salgar- y los esfuerzos de su padre –Joan de Cal Tallon- para reunir el dinero suficiente antes de la boda, lo que le llevará a vender su alma al diablo.

img_rquelart_20180417-152550_imagenes_lv_terceros_casa_en_ruinas_con_un_grafiti_de_un_duque_real_en_Construcción antigua en el Carreró con un grafiti de un búho real, animal que aparece en la novela 'La llegenda del Carreró' (Maria Menta)

“Cuando la mujer es necesaria, tiene poder”, arguye la autora, que aclara que al principio de la reconquista la mujer es indispensable para la repoblación y los trabajos en el campo, pero cuando la situación empieza a estabilizarse, su papel es más “subordinado”. Y añade: “Lo que quiero expresar [con esta novela] es la necesidad de que las mujeres puedan empoderarse y realizarse como personas”.

El relato, ágil y ameno, incluye conocimientos relacionados con las tradiciones reales del entorno en el cual se ambienta la novela, como la de hacer jabón de manera artesanal. Una costumbre que aún se mantiene en muchas de las casas de esta población situada en la ribera del río Sió. De hecho, el año pasado la Generalitat declaró el municipio Zona de Oficio Singular de Catalunya.

Pero sobre todo es una historia que habla de sentimientos a través de un personaje principal –Salgar- que no soporta las injusticia y que, comenta Colomé, “descubre la importancia de que la única manera de combatirla es con bondad porque es intrínseca en las personas”. Una sabiduría que atesora la Blancallum y que se desprende de algunas frases como: “La mayoría de los humanos temen lo que no entienden, y muy a menudo se enfrentan a ello con violencia y no utilizando la inteligencia”.

img_rquelart_20180417-153543_imagenes_lv_propias_rquelart_silvia_colome-kBAG--656x370@LaVanguardia-WSílvia Colomé nació en Barcelona y trabaja en la web de La Vanguardia (La Vanguardia)

Conocimientos que tienen en cuenta la generosidad de la naturaleza, tan presente en Montgai y sus aledaños. “Me gustó ese contacto que aún hay con la naturaleza, que en épocas pretéritas aún era más importante, el cómo condiciona la vida y cómo vivimos según sus leyes”, dice la autora.

El relato también es un paseo por los lugares de interés de la zona ya que en él se mencionan, entre otros, el pueblo abandonado de Pugís -que en la edad media vivió su época de máximo esplendor-, la fuente Amarga de Montgai, la Torre del Moro y la cueva del Tabac de Camarasa. Y también el Gorg de la Blancallum, una pequeña cascada que hay en un bosque de Montgai. Asimismo, el nombre de la coprotagonista –Salgar- es el de un santuario de Foradada consagrado a la Mare de Déu del Salgar.

Por todo ello, no es de extrañar que al calor de la moda de las rutas literarias nacidas a raíz del éxito de obras como La Sombra del Viento o La Catedral del Mar, la localidad leridana esté empezando a trabajar en un recorrido turístico por los principales emplazamientos que Sílvia Colomé ha convertido en escenario de su primera novela, un título apto para todos los públicos.

Un trabajo que, acompañado de 17 ilustraciones de la artista francesa Delphine Labedan, intenta lanzar una reflexión sobre el instinto de superación del ser humano. “Todos somos capaces de hacer lo que nos proponemos y muchas veces lo único que tenemos que hacer es mirar dentro de nosotros”, asegura la autora. Un propósito para el que el lector se dejará alumbrar por la mujer fantástica que nos descubre La llegenda del Carreró.

“Lo que quiero expresar es la necesidad de que las mujeres puedan sacar lo mejor que tienen dentro, puedan empoderarse y realizarse como personas”.

Fuente | La Vanguardía

Te puede interesar