¿Chau a "la pareja del Galicia"? cambiaron a la actriz y explotaron las redes

Sociedad 27 de marzo de 2018 Por
La publicidad, que cumplió este año una década, es una de las más reconocidas por la crítica del sector
La pareja del Galicia
“Marcos y Claudia” (interpretados por los actores Gonzalo Suárez y Paola Barrientos)

Posdata Digital| Argentina

Comenzó hace una década, que en publicidad equivale a una eternidad, tanto así que solo decir “la pareja del Galicia” llevará al lector a la identificación instantánea. Un punto a favor para la estrategia de marketing que nació en 2008 en la agencia Young & Rubicam, de la mano del publicitario Martín Mercado, y que cuando esté se fue a McCann (ahora Mercado McCann) en 2014, se fue con él, tal como relató en Revista Apertura en 2016.

La publicidad, que ha ganado diversos premios (solo en 2016 recibieron siete galardones en los Effie Latinoamérica), ha pasado por mucha iteraciones, en donde la vida de la “Marcos y Claudia” (interpretados por los actores Gonzalo Suárez y Paola Barrientos) se ve totalmente subsumida por las distintas promociones del Banco Galicia a través de los años.

Pero ahora, el contrato de Barrientos terminó (ella decidió “dedicarse full time a otros proyectos artísticos”, indicaron desde la agencia) y desde Mercado McCann decidieron “contar la verdad” en una nueva pieza publicitaria producida por Concreto Films: Marcos recibe la noticia de que Claudia tuvo un accidente, y después de un rato termina en una clínica ante, supuestamente, Claudia pero con la cara toda vendada. Similar a una truculenta novela mexicana o (ahora) turca. El doctor le destapa la cara, aparece otra actriz. “Qué tiene doctor”, pregunta Marcos cariacontecido. “Se cayó el contrato de marketing”, responde el galeno. Pero no es grave, le informa luego: “Peor sería que se acabaran los beneficios del banco”.

Al ser una campaña tan popular, y como lo resolvieron de una manera tan directa y fresca, las reacciones en las redes sociales no se hicieron esperar: desde expresar estupor y tristeza hasta las teorías conspirativas.

 Fuente|.infotechnology

Te puede interesar