Nueva York despierta con dos nuevas obras de Banksy

ARTE CALLEJERO 20 de marzo de 2018 Por
Uno de los murales está dedicado al caso de la artista turca Zehra Doğan, encarcelada con una condena de casi tres años por el contenido de una de sus pinturas
img_lgomez_20180320-170925_imagenes_lv_otras_fuentes_banksy-kUcG-U441738090846GPC-992x558@LaVanguard
Nuevo grafiti de Banksy, en Nueva York (Instagram)

Posdata Digital| Argentina

Casi todo el mundo conoce su trabajo, pero sólo quince personas saben su verdadera identidad. Nos referimos a Banksy, uno de los artistas callejeros más famosos del mundo y que esta semana ha vuelto a dejar su sello en Nueva York. El de Bristol no ha perdido el tiempo en la Gran Manzana y ha sorprendido al público con dos nuevas obras.

Uno de los murales está dedicado al caso de la artista turca Zehra Doğan, encarcelada con una condena de casi tres años por el contenido de una de sus pinturas. En ella, representaba la vista de la localidad kurda de Nusaydin, arrasada por el ejército. El mural de Banksy representa a la creadora entre rejas y, a su vez, los barrotes reflejan el tiempo que lleva encarcelada.

Sentenced to nearly three years in jail for painting a single picture. #FREEzehradogan

Una publicación compartida de Banksy (@banksy) el

"Tan sólo pinté banderas turcas en los edificios destruidos. Sin embargo, ellos (el Gobierno turco) fueron los causantes”

Cuando Doğan conoció la sentencia, hecha pública hace un año, se defendió asegurando que “tan sólo pinté banderas turcas en los edificios destruidos. Sin embargo, ellos (el Gobierno turco) fueron los causantes”. A pesar de argumentar durante el juicio que pintó la obra como periodista, fue acusada de unirse al Partido de los Trabajadores de Kurdistán, que ha protagonizado serias confrontaciones con el actual presidente turco.

Banksy ha asegurado que realmente “lo siente por ella” y ha tildado de “injusticia” la condena: “Sentenciada a casi tres años de cárcel por pintar una sola imagen”, ha asegurado en sus redes sociales.

Con este grafiti, el británico quería aportar su granito de arena sobre el caso. Pero la cosa no ha acabado aquí, pues en su Instagram ha desvelado la localización de una segunda obra, a la que se ha atribuido la autoría. Se trata del dibujo de una rata, animal insignia del artista de Bristol, que corre tras las agujas de un reloj. La pintura alude a las pocas horas que le quedan al edificio que la sustenta, ya que va a ser demolido próximamente.

El segundo dibujo es una rata que corre tras las agujas de un reloj

Fuente| La Vanguardia