El secreto de las momias: la historia de la banda que traía reliquias de Oriente al país

ARQUEOLOGÍA 11 de febrero de 2018 Por
Durante todo 2017, fueron descubiertos importantes lotes contrabandeados de piezas arqueológicas.
El secreto de las momias: la historia de la banda que traía reliquias de Oriente al país
El secreto de las momias: la historia de la banda que traía reliquias de Oriente al país - Foto /diariocultura

Posdata Digital | Argentina

Según lo declarado en su momento por la Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, se produjo en octubre un intento de ingreso ilegal de alrededor de 1200 objetos de cerámica antigua china, algunos de los cuales figuran como “buscados” en la “Lista Roja de la UNESCO de Objetos Chinos en Riesgo”. Pero también, poco antes, se habían descubierto 38 momias egipcias de más de 2.300 años, pertenecientes a diferentes animales (cocodrilos, halcones, felinos y caninos envueltos en vendas impecables). Eran criaturas que acompañaban a los muertos en su viaje al más allá. También se hallaron escarabajos de cerámica especiales y -lo que fue noticia global a comienzos de julio- 75 importantes objetos alemanes con simbología nazi.

BkPiZkaLf_720x0__1Objetos nazis y momias en Interpol. Foto / diariocultura

Variaban los lugares y momentos de los hallazgos, pero lo que no cambiaba era que todo se debía al accionar de una misma banda. Un grupo de hermanos que poseía locales de “antigüedades” en el Paseo del Tren de la Costa y depósitos ocultos detrás de paredes falsas en su domicilio de San Isidro. Sus nombres son Carlos Olivares, Oscar Olivares, Aníbal Olivares y Liliana Olivares. Todos están detenidos, a la espera de un juicio oral que comenzará el mes que viene.

rJdMfyTUM_720x0__1

Los Olivares maniobraban con apoyo de grupos y personas ubicados en los países de origen de las piezas y en Ezeiza. De un informe de la Dirección Nacional de Migraciones surgen 47 viajes efectuados por el presunto líder del clan, Carlos Olivares, entre 2011 y 2017 a Emiratos Árabes, Gran Bretaña, Turquía, Qatar, Brasil, Uruguay y Estados Unidos.

S1-bz1pIM_720x0__1Objetos nazis y momias confiscadas a Olivares. Foto / diariocultura

La policía federal y el juzgado de Sandra Arroyo Salgado realizaron un minucioso trabajo de inteligencia en torno al grupo hasta que pudieron sorprenderlos en acción el 6 de octubre de 2016. Ese día la banda planeaba entrar al país los 1200 objetos chinos en 17 valijas y una mochila. Gracias a escuchas telefónicas e intervenciones en mensajes de celular se supo que los Olivares operaban con la complicidad de funcionarios de la Aduana del Aeropuerto Pistarini. Se cree que les pagaban 600 dólares por valija ingresada.

B1nnMkp8z_720x0__1Carlos Olivares. Foto / diariocultura

Seis funcionarios -entre ellos el ex Jefe de la Aduana, Germán Guevara- fueron detenidos en el procedimiento que desbarató todo. Hoy están en libertad debido a una caución. Pero son muy contundentes las filmaciones y los diálogos que indican el nexo que tenían con los contrabandistas.Consta en el expediente al que accedió Clarín. En uno de ellos, Oscar Olivares comenta: “Traemos antigüedades, las réplicas fueron las de Hitler (…) Las momias no eran réplicas, eran antigüedades. Las compró en el mercado negro (…) Todo ya arreglamos con la Aduana (…) te podés imaginar, fui yo a hablar a la Aduana, con el director, en Ezeiza”. Olivares se refería a los agentes de la sección Control de Equipajes de AFIP en la terminal A.

HyfCXyp8M_720x0__1Los bultos confiscados. Foto / diariocultura

“La ley 27319 es fundamental -comenta la Arroyo Salgado a Clarín – porque establece en qué delitos un juez puede actuar sin un exhorto. Gracias a esta ley, en este caso, se pudo actuar con inmediatez”.

SyaYfJp8M_720x0__1El local el Atico, con los objetos que vendía Olivares. Foto / diariocultura

Según consta en el requerimiento de elevación a juicio, ese día, después de arribar a la Argentina en un vuelo de American Airlines proveniente de Beijing, vía Texas, no sólo fueron detenidos los Olivares con las piezas. También cayó el funcionario Guevara. En el bolsillo izquierdo de su saco, la policía halló 5.250 dólares . Había otros 6 mil en el cajón de su escritorio.Fue la caída definitiva de los Olivares, la misma familia que había sido noticia en julio por el hallazgo de las momias y las piezas nazis.

Vale recordarlo, porque semejante episodio no impidió que siguieran adelante con su planes. El 10 de julio de 2017, en tres allanamientos, dos en locales de un centro comercial en Vicente López, y otro en la vivienda de Carlos Olivares en Beccar, la policía federal secuestró 40 momias de animales de origen egipcio, algunas estatuillas chinas y una serie de objetos con simbología nazi. Olivares quedó al descubierto como un coleccionista y vendedor excéntrico de piezas de origen dudoso. Y además imputado por violar la ley 25.743 de protección de patrimonio arqueológico y paleontológico.Fue noticia mundial.

“Se interesaron por mi colección de objetos nazis, por todo un mito urbano que hay alrededor de todo eso. Pero es una colección privada de 75 objetos que conseguí en Argentina”, diría el mismo Olivares días más tarde en una entrevista a Clarín. “Lo que me interesa es la figurita difícil”, agregó. “La mayoría de esas cosas las adquirí hace más de 20 años. También tuve cosas de la China de Mao y no quiere decir que esté de acuerdo con su política”, explicó. Meses después caería preso volviendo de China.

La pregunta -todavía sin respuesta- es si estos objetos tenían como objetivo su comercialización. ¿Quiénes, en el país, estarían interesados en coleccionarlos y por qué? No se trata solamente de una cuestión de mercado sino también, muy especialmente en este caso, ideológica. Aunque el jefe de la Policía Federal, Néstor Roncaglia, aporta: “Según estimaciones de UNESCO, el tráfico ilícito de bienes culturales representa, por año y a nivel mundial, entre 5.400 y 6.300 millones de dólares”. Será cuestión de esperar al próximo juicio oral contra los Olivares, para saber cuáles eran los fines exactos de cada uno de los importantes -y curiosos- bienes patrimoniales confiscados.

Vía | Diariodecultura


Te puede interesar