Luz verde para encontrar cámaras secretas en la tumba de Tutankamón

ARQUEOLOGÍA 02 de febrero de 2018 Por
Egipto autoriza a un grupo de investigadores italianos a utilizar un georadar para confirmar si hay “cavidades sospechosas” en la roca a pocos metros del mausoleo
Ver galería Carter, Mace y un operario egipcio
1 / 3 - Carter, Mace y un operario egipcio trabajan en la cámara donde se encuentran los sarcófagos de Tutankamón (Harry Burton ©The Griffith Institute, Oxfor

Posdata Digital | Argentina

Después de casi un año de espera, Egipto ha dicho que sí. Las autoridades arqueológicas del país van a permitir finalmente que un equipo de investigadores de la Universidad Politécnica de Turín pueda realizar mediciones con georadar para buscar cámaras secretas en la tumba de Tutankamón.

El sepulcro, situado en el Valle de los Reyes y descubierto en 1922 por el egiptólogo británico Howard Carter, estaba sepultada bajo las casas de los trabajadores de época ramésida. Y fue precisamente este detalle lo que evitó que fuera saqueada en los siglos posteriores a la muerte del joven decimoprimer faraón de la Dinastía XVIII, cuya momia tiene más de 3.300 años.

Después de casi un año de esperalas autoridades egipcias han autorizado la investigación

Los expertos italianos empezaron a realizar las mediciones este miércoles 31 de enero y podrán trabajar hasta el próximo martes 6 de febrero. El objetivo es verificar la presencia de espacios vacíos y corredores escondido detrás de las paredes de la cámara funeraria, según explican en un comunicado.

Se basan en la teoría propuesta por el egiptólogo inglés Nicholas Reeves, quien creen que la tumba KV62 (que es el nombre técnico que recibe el espacio donde yacía Tutankamón) podría ser parte de un mausoleo más grande que podría pertenecer a la reina Nefertiti, segunda Gran Esposa Real de Akenatón.

sigue siendo un misterio. Cuando acabó la revolución religiosa liderada por Akenatón, el faraón hereje que convirtió a Atón en el único dios oficial de Egipto, los nuevos dirigentes no tenían muchas ganas de recordar ese periodo.

La hipótesis principal, avalada por unos estudios de ADN que se hicieron en 2010, es que Tutankamón era hijo de Akenatón y Kiya, la única mujer del harén real (junto con Nefertiti y sus hijas) que es mencionada en los textos. Otras teorías apuntan a que era vástago del enigmático Semenejkara, el sucesor de Akenatón. Y también se apunta que su padre podría ser Amenhotep III y su madre la famosa reina Tiya.

El origen del joven faraón sigue siendo incierto, aunque la teoría más aceptada es que es hijo de Akenatón y Kiva

Según el profesor Franco Porcelli, se utilizaran tres diferentes sistemas de radar de última generación que permitirán desvelar estructuras ocultas con una fiabilidad del 99%. Las mediciones del georadar se verificarán con unos datos obtenido en mayo pasado utilizando una técnica no invasiva, basada en el mapeo tridimensional del subsuelo situado alrededor de la tumba.

Los estudios de mayo sugerían la presencia de cavidades sospechosas en la roca a pocos metros del mausoleo. El georadar ayudará a entender si estas sospechosas cavidades son reales y si están directamente conectadas con KV62.

Vía | La Vanguardia

Te puede interesar