Resolución para el nuevo año: dejar de ser ‘opinionated’

Sociedad 04 de enero Por
A veces estropeamos las relaciones por querer tener (siempre) razón
ejar de ser opinólogo
Rafael Santandreu explica cómo dejar de ser ‘opinionated’. (Ivan Comas Parra) - Foto:La Vanguardia

Posdata Digital | Argentina

Todos los años nos proponemos objetivos saludables como adelgazar o dejar de fumar. Yo propongo uno diferente que puede marcar un antes y un después en nuestra capacidad para relacionarnos con los demás: dejar de ser opinionated.

Casi todas las personas nos consideramos razonables, flexibles, abiertas de mente y buenos dialogadores. ¡Sí, somos gentlemen gentlewomen! Pero esta idea suele ser más ficción que realidad. Lo normal es que seamos cabeza dura, inflexibles, cerrados de mente y pésimos conversadores.

Y es que a casi todos nos invade, a veces, la absurda necesidad de tener razón y hacemos el ridículo intentando imponernos en las conversaciones.

Todos sabemos distinguir al borrachuzo iletrado, pero no tanto a nosotros mismos cuando nos ponemos igual. En este capítulo aprenderemos a dejar de comportarnos como ridículos listillos de bar.

El término “opinionated” designa en inglés a la persona que defiende sus ideas de una forma demasiado brusca, que se cierra. Es un concepto negativo.

"Es estúpido querer tener razón a costa de estropear el ambiente"

Pero siempre podemos aprender a escuchar al otro, a no querer tener razón, a dejar la puerta abierta a su verdad. Es estúpido querer tener razón a costa de estropear el ambiente.

A veces estropeamos las relaciones por la tontería de querer tener razón. Es solamente un hábito, pero es capaz de amargarnos la convivencia y hacernos pensar que “no somos compatibles”.

Aprendamos el noble arte de conversar, de apoyarse y darse cariño. Querer tener razón es de borrachuzos; comprender las razones del otro, de seres adorables y cultivados.

Vía | La Vanguardia