El arquitecto que se convirtió en el intérprete del puerto de Comodoro Rivadavia

Submarino ARA San Juan 27 de noviembre Por
Desde el domingo, Fernando Mercado ayuda a la coordinación entre militares argentinos, estadounidenses y británicos
Ver galería submarino-ara-san-juan-2577959w640
1 / 2 - El arquitecto que se convirtió en el intérprete del puerto de Comodoro Rivadavia. Foto: LA NACION / Fabián Marelli

Posdata Digital | Argentina

COMODORO RIVADAVIA. - De arquitecto a intérprete en menos de diez minutos. Fernando Mercado es arquitecto y el domingo a la noche estaba planificando su semana cuando recibió un llamado de Favio Cambareri, titular de la Autoridad Portuaria de Comodoro Rivadavia. Cambareri sabía que el joven había hecho la escuela secundaria en un colegio estadounidense y que su inglés es fluido. Desde ese momento, Mercado se convirtió en el intérprete del puerto. Durante horas y horas ayudó a la coordinación entre militares argentinos, estadounidenses y británicos, desde la compra de insumos hasta la logística del ensamblaje del brazo hidráulico colocado en el buque Sophie Siem.

El lunes último fue feriado y fue el primer día de la Marina de Estados Unidos en esta ciudad. Lo primero que pidieron fue tener acceso a elementos de rescate, por ejemplo, space blankets, que son mantas térmicas de aluminio. "En el centro de Comodoro estaba todo cerrado. Se gestionó la apertura de ferreterías y de locales de pesca y caza y ahí empezó mi trabajo intenso como intérprete", contó Mercado a LA NACION.

sintonía con el trabajo a contrarreloj de militares argentinos y extranjeros, y también de civiles, pasó horas y horas en el puerto desde entonces. El jueves directamente no volvió a su casa: trabajó toda la noche en el buque Sophie Siem para facilitar la comunicación entre soldadores y amoladores argentinos y técnicos y marinos estadounidenses. "Fueron días eternos de mucho trabajo. Esto no me lo olvido más: fue conmovedor", aseguró.

Ayer, cuando se instaló a bordo del barco el brazo hidráulico para operar el minisubmarino, Mercado fue testigo privilegiado de la operación: "Fue una maniobra impresionante y verlo in situ fue emocionante".

Hoy, ya instalado el submarino y en la recta final para que el buque Sophie Siem zarpe hacia el área de búsqueda del ARA San Juan con oficiales de la Marina de Estados Unidos a bordo, Mercado sigue en su rol de intérprete. "Cambié de profesión en diez minutos", sintetizó en diálogo con LA NACION. Y sus palabras fueron literales: ya hizo tarjetas personales que dicen "Architect-Interpreter".

Vía| LN