Condenado a 21 años el autor del crimen que originó el movimiento Ni Una Menos

Violencia de género 09/09/2017 Por
Manuel Mansilla es declarado culpable de asesinar a su novia, Chiara Páez, de 14 años.

La marcha de Ni Una Menos, el 3 de junio de 2015
La marcha de Ni Una Menos, el 3 de junio de 2015 Foto unr.educar

Posdata Digital | Argentina

 Chiara Páez tenía 14 años y estaba embarazada cuando el 10 de mayo de 2015 desapareció. Su cuerpo fue descubierto días después en la casa de los abuelos de su novio, Manuel Mansilla, entonces de 16 años. Había sido asesinada a golpes y enterrada en el jardín de la vivienda, situada en la localidad de Rufino, unos 450 kilómetros al oeste de Buenos Aires. El feminicidio de Páez provocó una gran conmoción y un grupo de periodistas y escritoras instó a manifestarse en las calles bajo el lema Ni Una Menos. La convocatoria se viralizó y la marcha contra la violencia machista de ese 3 de junio fue multitudinaria. Dos años y tres meses después, Mansilla acaba de ser condenado por la Justicia a 21 años de cárcel.

En su fallo, emitido el viernes, el juez de menores Javier Pardo sostuvo que "Mansilla mató a Páez despreciando su condición de mujer y conociendo de su embarazo". La autopsia reveló que tenía restos de un fármaco antiabortivo en sangre. Prado dio por probado que Chiara murió por la paliza que le propinó su novio "en un contexto de violencia de género" y destacó la falta de arrepentimiento en el adolescente.

La familia celebró la condena del juez de menores, pero espera que se haga extensiva también a los abuelos de Mansilla, la madre y su pareja en la causa que investiga la Justicia ordinaria. El condenado asegura que actuó en solitario, pero los padres de Chiara lo dudan. Fabio Páez está convencido de que necesitó ayuda para cavar un pozo, arrastrar hasta allí el cadáver de su novia y enterrarlo. "Espero que los jueces de la causa de mayores actúen con el mismo criterio y manden a la cárcel a los cuatros asesinos que estaban esa noche en la casa y algún castigo ejemplar a los que ayudaron de afuera a tapar todo lo macabro que sucedió esa noche y que sufran lo que estamos sufriendo toda la familia y amigos", escribió Páez en Facebook.

El salvaje feminicidio de Páez desencadenó una movilización sin precedentes en Argentina contra la violencia machista que se mantiene viva. El movimiento Ni Una Menos puso los feminicidios en la agenda política y logró que por primera vez el Estado difundiese estadísticas públicas y ampliase los mecanismos de prevención y ayuda a las víctimas. Sin embargo, los feminicidios no han disminuido. En promedio, una mujer es asesinada cada 30 hs.  

Desde 2015, cada 3 de junio se repiten en Argentina marchas multitudinarias para exigir el fin de todo tipo de violencia contra la mujer. Al reclamo contra los feminicidios se han sumado también fuertes campañas contra el acoso callejero, a favor de la legalización del aborto y de una educación igualitaria. Ni Una Menos ha traspasado fronteras y se ha replicado por distintos países de América Latina, como Chile, Uruguay y Ecuador, entre otros.

BRIANA, DE 16 AÑOS, DESAPARECIDA

Briana.
Briana.

La condena de Vallejos coincide con una nueva desaparición, la de Briana Reganzani, de 16 años. La adolescente permanece en paradero desconocido desde el jueves por la tarde, cuando salió de su colegio de Villa Madero, en la periferia bonaerense. Su imagen se ha multiplicado por las redes sociales y los canales de televisión con la esperanza de que alguien la reconozca y pueda aportar alguna pista.

Vía | El País

Te puede interesar