Aumentá tu productividad

Salud 25 de julio de 2017 Por
La mañana es un momento muy importante, ya que a partir de allí construirás el resto de tu día. Por ejemplo, si tenés un contratiempo en las horas tempranas, el resto de tu jornada no será particularmente agradable.

rendir más
Te sugerimos 9 hábitos que deberías implementar durante las primeras horas de la mañana para rendir mejor.


Posdata Digital | Argentina

La mañana es un momento muy importante, ya que a partir de allí construirás el resto de tu día. Por ejemplo, si tenés un contratiempo en las horas tempranas, el resto de tu jornada no será particularmente agradable.

Levantate temprano

Si tus mañanas son caóticas, la solución es simplemente levantate un poco antes del caos. Esto no significa que tenés que salir de tu cama 2 horas antes del horario habitual, un objetivo prácticamente  imposible. En todo caso, podes empezar por atrasar el horario en que suena tu despertador tan solo 10 minutos cada semana de forma gradual, y al cabo de 3 semanas, tendrás media hora más para desayunar, tomar un baño o hacer tu cama antes de salir de casa. Y por último… ¡olvídate de la existencia del botón “posponer”!

Estirá

Estirar tu cuerpo cada mañana tiene grandes beneficios: crea un mayor rango de movimiento en las articulaciones del cuerpo, mejora la flexibilidad muscular y la coordinación, favorece la circulación de la sangre, y además, aumenta  los niveles de energía mental y física.

Tomá un vaso de agua en ayuno

A no ser que bebas en estado de sonambulismo, cada mañana tu cuerpo amanecerá deshidratado luego de tantas horas sin beber ningún líquido. Te sugerimos que prepares un vaso con agua junto a tu cama antes de dormir, y que lo tomes justo después de despertar.

No te atarees demasiado

Entrenar, cocinar, estudiar, responder mails y hacer mandados, ¿todo antes del mediodía? Suena muy productivo, pero definitivamente no te sentirás de esta forma  cuando te des cuenta que no podrás completar todas las tareas que programaste. Recordá que la mañana no es eterna, tomate las cosas con calma y no planees demasiadas actividades que seguramente no podrás cumplir.

¡Enfocate!

La próxima vez que sientas que el tiempo parece esfumarse, evalúa cual es el uso que estás dando, ¿no será que le dedicas demasiado tiempo a las cosas equivocadas? La clave es canalizar tu atención directamente a lo correcto, y no a lo urgente.

Hace al menos una actividad que disfrutes

Si inicias tu día pensando en todas las tareas tediosas que tenés  por delante, definitivamente no vas a querer hacerlo. Poné en práctica nuestro consejo #1 y resigna unos minutos de sueño para dedicarlos a una actividad que disfrutes, o cambia el orden de tu agenda para completar las tareas más entretenidas en primer lugar.

Leé o escuhá algo que te inspire

Comenzá  tu día con ideas positivas y productivas para guiar el resto de la jornada. Por ejemplo,  mientras ordenas tu casa y te preparas para salir escucha un podcast o un audiolibro que te motive e inspire. Por su puesto, si tenés algo más de tiempo, aprovecha para leer. No necesariamente tiene que ser un libro de autoayuda o humorístico, opta por tu género de preferencia.

Vía |educacionsf.com