Al Palo nuestra argentinidad

Sociedad 13 de mayo Por
La Columna de Mónica Crámer Ayos: Además de ser la madre de la actriz internacional -Mónica Ayos- es actriz, conductora de eventos y bailarina de tango. Profesión que la llevó a recorrer el mundo junto a su esposo Víctor Ayos - bailarín y coreógrafo - de la Orquesta de Tango del desaparecido Maestro Mariano Mores.

Posdata Digital/Argentina

moni-cramer--ayos-

Por Mónica Crámer Ayos         

Esto lo escribí en mi perfil de facebook hace  un año atrás...

-"Está bueno modificar  el perfil. Uno se va dando cuenta de   quién es quién en la larga cola de los setecientos y pico de anotados.

Los que opinan distinto, pero son amigos verdaderos más allá de las ideas, los que son amigos, pero sienten resquemor o temor de opinar y quedar en la vereda de enfrente. Los agresivos, que se enojan si no pensas igual. Los que se  meten en   mi perfil para opinar sin que yo, - dueña de mi muro - les haya pedido que lo hagan. Y los que me agreden gratuitamente sin que yo los conozca. Los que comentaban y comentaban una y otra vez  cuando por las noches se me ocurría publicar algún divague. La mayoría  ya no están "visibles", pero no se fueron, ni "me fueron", ni "los fui". Se desvanecieron, se hicieron humo...me parece un filtro genial. Cucha -Time. Tengan un maravilloso miércoles". 


Allí comenzó mi grieta, no mía porque yo la creé, es mía porque me hicieron sentir en la vereda de enfrente, en la amistad, en los recuerdos, en los comentarios triviales y resultó que todo se basaba en las ideologías políticas. Les cuento algo: ¡NO ME ARREPIENTO! Estoy feliz con el cambio, me banco la malaria de estos primeros meses como una lady. Si no puedo comer faisán comeré "Polenta con pajaritos". Pero por derecha, jamás de zurda. Con laburo y sin afanarle nada a nadie.

Viendo caer día a día a todos los que destruyeron nuestro futuro A los culpables del exilio laboral de los mas capaces A los que nos mintieron e hicieron creer que crecíamos como país, mientras se llevaban nuestros recursos y vendían nuestras riquezas. A los que anunciaban a los cuatro vientos y por cadena Nacional la inauguración de un Hospital inexistente. A los que se burlaron de los necesitados y carecientes haciéndolos soñar con un futuro que jamás los alcanzaría, dejándolos fuera del circuito laboral por falta de capacitación. ¿Para qué? No se necesitan personas pensantes en un gobierno populista, sólo una manada siguiendo a la vaca con el cencerro.

Lamento sinceramente que muchos todavía crean en el relato. Tal vez este no sea el gobierno del sueño dorado, no tenemos una varita mágica. Encontramos un gran agujero donde tendría que haber habido una República. Estamos levantando escombros y desenterrando muertos (obvio no es literal) los escombros de un país, los muertos son: las mentiras, la ignorancia, la inoperancia, la corrupción, el robo, y la destrucción fe los sueños y el futuro de más de 40 millones de argentinos. Yo soy visceral sigo creyendo en que juntos podemos, en que juntos somos invencibles, somos el cambio, somos ARGENTINOS y eso es un honor... 

Columna anterior: http://posdatadigital.medios.com.ar/noticia/138/la-segunda-adolescencia



Te puede interesar