Francisco inicia el camino para que las mujeres puedan ser diaconisas

Internacionales 12/05/2016 Por
El Papa Francisco aceptó este jueves que se cree una comisión que estudie la posibilidad de que las mujeres puedan volver a ser diaconisas en la Iglesia, tal y como lo fueron en el pasado. El pontífice se vio casi obligado a hacer este anuncio por las circunstancias, durante la celebración de una audiencia en el Vaticano con 900 religiosas .

14630614398584  El Papa Francisco, en un reciente discurso en el Vaticano. EFE


Posdata Digital/ Argentina

El Papa Francisco aceptó este jueves que se cree una comisión que estudie la posibilidad de que las mujeres puedan volver a ser diaconisas en la Iglesia, tal y como lo fueron en el pasado. El pontífice se vio casi obligado a hacer este anuncio por las circunstancias, durante la celebración de una audiencia en el Vaticano con 900 religiosas de la Unión Internacional de las Superioras Generales que le interpelaron sobre este tema.

"Las mujeres diaconisas son una posibilidad para hoy", respondió Jorge Mario Bergoglio, cuando las superioras de las órdenes de monjas le preguntaron por qué la Iglesia excluye ahora a las mujeres de la posibilidad de servir como diáconos, cuando en la Iglesia primitiva lo podían ser.

Un diácono es una figura eclesiástica a la que se le confiere el sacerdocio de tercer grado, que es el que ordinariamente se otorga de forma provisional a los seminaristas que van camino del presbiterado (sacerdocio de segundo orden). También se confiere actualmente a varones -solteros y casados- que ejercerán este ministerio durante toda su vida: los diáconos permanentes.

Entre sus tareas, se encuentran la de impartir los sacramentos del Bautismo y el Matrimonio, aunque tienen vedada la presidencia de la eucaristía, la confesión y del resto de sacramentos, que son de exclusiva responsabilidad de los presbíteros (a los que ordinariamente se conoce con el nombre de sacerdotes o curas). Además, los diáconos pueden presidir de forma ordinaria algunas de las celebraciones no eucarísticas de la Iglesia.

En la actualidad, la Iglesia permite que los hombres casados puedan ser diáconos, pero no sacerdotes. En el caso de las mujeres, se les veta ambos roles. Si la comisión propuesta por el pontífice prospera y diese luz verde a las mujeres en este sentido, sería un paso tímido pero histórico en la Iglesia a favor de la mujer. Pero eso no significaría que ellas pudieran actuar como sacerdotes en ningún momento.

Fuente: El Mundo


Te puede interesar