Falleció Jorge Leal, el salteño que fue comandante de la primera expedición argentina al Polo Sur

Historias Urbanas 10 de junio de 2017 Por
En 1965 comandó la misión "Operación 90" y alcanzó su meta en la Antártida Argentina.

El entonces coronel Leal descansa sobre un snowcat. Archivo El entonces coronel Leal descansa sobre un snowcat. Archivo

Posdata Digital | Argentina

Falleció el general de Brigada salteño Jorge Edgar Leal, el primer argentino en llegar al Polo Sur Antártico y fundador de la base Esperanza en territorio antártico. Tenía 96 años y sus restos serán velados en el regimiento Granaderos a Caballos ubicado en el barrio de Palermo, Buenos Aires.

La hazaña de llegar al Polo Sur se llevó a cabo en el año 1965, la misión se denominó "Operación 90 - Polo Sur". Con nueve hombres a sus órdenes, Leal partió desde la Base General Belgrano el 26 de octubre de 1965 y arribó al Polo Sur Antártico el 10 de diciembre, día en el que fue plantado el mástil e izada la bandera argentina en el vértice polar de la Antártida Argentina, según consigna el historiador Carlos Jesús Maita en su blog.

La marcha al Polo Sur (Leal la llamaba la "expedición") duró un mes y medio de ida y 16 días de regreso. Fue una travesía lenta de 1.450 km para ir y otros tantos para volver. 
Trepó desde el nivel del mar en la Base Belgrano -el punto de partida- hasta los 2.835 msnm en la latitud 90º, el Polo. 
Atravesó grietas y tormentas y un frío de 40º bajo cero. Marchó hasta 37 horas continuadas sin mapas ni instrumentos, sólo guiada por el sol las 24 horas del verano polar. 
En ese clima duro, hostil, donde los metales se cristalizan y los lubricantes se convierten en sebo, 9 militares argentinos al mando de Leal se hicieron leyenda. Sus nombres: Gustavo A. Giro, Ricardo Ceppi, Julio Ortiz, Jorge Rodríguez, Guido Bulacio, Roberto Carrión, Adolfo Moreno, Domingo Zacarías y Ramón Alfonzo. Diez "antárticos", como Leal gustaba definirse a sí mismo.

leal%20polo Foto Archivo de Maita

La hazaña de este salteño fue una hazaña nacional y mereció el reconocimiento del en ese entonces presidente Arturo Illia. 

En nuestra provincia, la hazaña tuvo gran resonancia, especialmente en Rosario de la Frontera, pueblo natal del coronel Jorge Leal.

Aquí en Salta, fue reconocido públicamente por el gobernador Ricardo Durand, por la Municipalidad capitalina, diario El Tribuno y del Club Amigos de la Montaña, entre otras instituciones.

También fue tapa de la revista Gente:

leal%20gente

Su biografía

Nacido en 1921 en la localidad de Rosario de La Frontera, en Salta, Leal dedicó casi la totalidad de su carrera militar a la afirmación de los derechos argentinos sobre el continente blanco.
Hijo de un intendente y una maestra, boy scout de chico, aprendió de montañas y de nieve en su primer destino en Campo Los Andes, Mendoza. Y fue un raro general democrático en tiempos de golpes frecuentes, y hasta se hizo amigo del primer obispo de Neuquén, Jaime de Nevares.
En 1939, a los 18 años, ingresó al Colegio Militar de la Nación, de donde egresó con el grado de subteniente de Caballería, y años más tarde, en los tiempos del primer gobierno de Juan Domingo Perón, Leal, con el grado de capitán, estuvo al mando de la base San Martín, situada en territorio antártico.
Leal fue -y se consideraba con orgullo- discípulo dilecto del general Hernán Pujato, un militar, diplomático y explorador argentino que fundó las primeras bases antárticas del país, así como el Instituto Antártico Argentino.
En 1957, Leal estableció en el continente la base General Belgrano, dependiente del Ejército, y esas experiencias le permitieron asesorar a la comisión argentina que participó en la Conferencia de Antártica de Canberra, que se celebró en 1961 en Australia, entre todas las naciones que se proyectaban sobre extensiones tan gélidas como desconocidas.
En ese cónclave entendió la importancia que tenía para el país afirmar su presencia en la Antártida y comenzó dos años más tarde los preparativos de la Operación 90, la expedición argentina que conquistó el Polo Sur. 

En 1970, Leal fue designado como director nacional del Antártico, cargo que conservó por varios años, y recién en 2003 pasó a retiro como oficial del Ejército.
El 7 de noviembre de 2013, el entonces ministro de Defensa, Agustín Rossi, condecoró a Leal con la Orden Doctor Mariano Moreno. Rossi dijo ese día: "En la historia hay ejemplos de militares comprometidos, como los generales Mosconi, Savio, el brigadier San Martín y el general Leal, quienes integraron a las Fuerzas Armdas en la planificación de la Nación".
El general Leal vivió sus últimas cuatro décadas en un austero chalet de una esquina de Vicente López, a dos cuadras de la residencia presidencial de Olivos.

Vía |El Tribuno