Francisco dormirá la siesta en una cárcel durante su visita a Milán

Sociedad 21 de marzo de 2017 Por
El Papa descansará el sábado en la cárcel de San Vittore, tras una recorrida que incluirá un almuerzo con cerca de 100 detenidos. Es una decisión sin precedentes en la historia moderna.

El Papa Francisco -Foto Télam

Posdata Digital|Argentina

En una decisión sin precedentes en la historia moderna, el papa Francisco descansará este sábado en la cárcel de San Vittore, de Milán, tras una recorrida que hará de cerca de tres horas en la institución del norte italiano, y que incluirá un almuerzo con cerca de 100 detenidos.

Francisco tiene previsto un reposo de cerca de 30 minutos en la habitación que suele usar el capellán de la prisión, Marco Recalcati, confirmaron los organizadores de la visita en el canal católico Tv2000, de acuerdo con lo informado por el sitio El Sismógrafo.

El Papa ha pedido que no sea una visita formal, sino que sea un momento para poder conversar con los detenidos y pidió saludarlos "uno por uno", según anunció en un encuentro con la prensa el responsable de comunicación de la visita Davide Milani.

Además del almuerzo, Francisco se encontrará con el resto de los casi 400 reclusos en el patio de la prisión, donde recibirá sus cartas y regalos y entrará en algunas celdas, en la primera visita de un Pontífice a la cárcel milanesa en funcionamientos desde 1879.

La visita a esa ciudad italiana iniciará a las 8.30 del sábado en la "Casa Blanca" de la parroquia de San Galdino, para encontrar a los residentes, luego Jorge Bergoglio se dirigirá al clásico Duomo de la capital de la moda, donde encontrará a los ministros ordenados en diversas órdenes religiosas, y luego rezará el tradicional Ángelus.

Por la tarde, tras el almuerzo y el descanso en la prisión, irá en automóvil al Parque de Monza, donde saludará a los fieles allí reunidos; celebrará un breve encuentro con los Obispos con-celebrantes y con los organizadores de la visita, y celebrará la misa.

Antes de despedirse y regresar a Roma con un vuelo desde el aeropuerto milanés de Linate, el Santo Padre se trasladará al Estadio de San Siro donde se encontrará con los jóvenes que recibirán la Confirmación, junto a sus padres y padrinos.

Durante su viaje pastoral de 2015 a Sudamérica, Francisco ya se había encontrado con 4000 presos de una prisión boliviana, y un año después dedicó un día especial a los reclusos durante la celebración del Jubileo Extraordinario de la Misericordia.

Según las autoridades, se esperan unos 600 mil fieles para la visita en la que trabajarán casi 4000 voluntarios.

Después de Milán, el Pontífice ya tiene en agenda un viaje a la localidad de Carpi el 2 de abril, donde recordará a las víctimas y sobrevivientes del terremoto de 2012, y una visita a Génova para el 27 de mayo.

Vía: Télam

Te puede interesar