En esta tarde gris

Arte y Tango 01 de mayo de 2018 Por
José María Contursi dedicó este tango a un amor apasionado al que debió renunciar por las obligaciones de la vida. Muchos años después, finalizaría sus días junto aquel amor abandonado. La historia de desencuentros lo inspiró para componer varios tangos, entre ellos "En esta tarde gris". Por Walter Ercoli.
Pascual Contursi
Mateando: Una conocida imagen de Pascual Contursi. Comenzó a escribir letras de tangos propios y ajenos hacia 1914
Posdata Digital | Argentina

En 1941 con música de Mariano Mores, José María Contursi, escribió una de sus mejores obras:"En esta tarde gris",  otro de los tangos donde Contursi hace referencia al su romance con Susana “Gricel” Viganó.

José María Contursi estuvo casado con Alina Zárate y fueron padres de cuatro hijos, pero en un viaje a Córdoba Contursi conoció a Gricel y se enamoró apasionadamente, pero decidió quedarse con su esposa, dejando atrás este romance.

El dolor que sentía Contursi por este abandono lo siguieron toda su vida y lo inspiraron a escribir varios tangos, y le envió a Susana una carta con la letra del tango “Gricel”. A partir de esa carta en Capilla del Monte a Susana la empezaron a llamar “Gricel, la del tango”.

Pasaron los años y Gricel se casó por civil con Jorge Camba, quien muchos años después la abandonaría. Para ese momento Contursi ya había enviudado y su amigo Ciriaco Ortiz viajó a Capilla del Monte y le contó a Gricel que Contursi había enviudado y que estaba muy mal ya que bebía para poder olvidar tanto dolor.

Susana (Gricel) viajó a Buenos Aires para reencontrarse con Contursi y fueron a vivir a Capilla del Monte, donde varios años después se casaron y vivieron juntos hasta el fin de sus días.

Contursi describió sus sentimientos hacia “Gricel” en varias letras, pero Contursi también era bastante culposo y es así que en 1951 le dedica un tango a su esposa llamado “Tu piel de Jazmin”.

“Tu piel de Jazmin”, en ese tango se le mezcla un poco la culpa y el presentimiento de la muerte de su compañera en versos como…“estoy pagando mi culpa, borracho sin razón perdido, ya no tendré lo que he tenido, ya nunca...yo se que nunca...y en el silencio se quedó la queja amarga de tu adiós como un castigo...estoy pagando mi culpa y sigo sin poder olvidar...” y en la letra de “En esta tarde gris” dice “por mi culpa vida nunca te ver锅

Son varias las versiones de “En esta tarde gris” y por supuesto difícil elegir una. Tenemos la cantada por Francisco Fiorentino con la orquesta de Aníbal Troilo, otra de Libertad Lamarque, Julio Sosa y a la orquesta de Leopoldo Federico y Roberto Goyeneche con Aníbal Troilo, entre otras...

Letra

En esta tarde gris

Qué ganas de llorar

en esta tarde gris,

en su repiquetear

la lluvia habla de ti.

Remordimiento de saber

que, por mi culpa, nunca,

vida, nunca te veré.

Mis ojos al cerrar

te ven igual que ayer,

temblando al implorar

de nuevo mi querer.

Y hoy es tu voz que vuelve a mí,

en esta tarde gris.

Ven,

triste me decías,

que en esta soledad

no puede más el alma mía...

Ven,

y, apiádate de mi dolor,

que estoy cansada de llorar,

de sufrir y esperar

y de hablar siempre a solas

con mi corazón.

Ven,

que te quiero tanto,

que si no vienes hoy

voy a quedar ahogada en llanto...

No,

no puede ser que siga así,

con este amor clavado en mí

como una maldición.

No supe comprender

tu desesperación

y alegre me alejé

en alas de otro amor.

Qué solo y triste me encontré

cuando me vi tan lejos

y mi engaño comprobé.

Mis ojos al cerrar

te ven igual que ayer

temblando al implorar

de nuevo mi querer

y hoy es tu voz que sangra en mí

en esta tarde gris.

Fuente: Diario Andino |Por Walter Ercol 

Te puede interesar