Messi sí quiere la Liga

Sociedad 08 de mayo Por
La estrella del Barça deja otro monumental gol de falta (lleva 7 y 4 de penalti) y brilla en su doble rol en otro partido único. Cuando firmó el imponente el 1-0 que deprimió al Espanyol, Leo miró a un rincón del gol norte del Camp Nou. Dedicó el gol a Manel Vich

messi-alves-felicitan-suarez-tras-2-0-del-uruguayo-1462730178169Messi y Alves felicitan a Suárez tras el 2-0 del uruguayo.


Posdata Digital/Argentina

Igual el cuentakilómetros, ese por el que los atrevidamente ingenuos miden el inclasificable fútbol de Messi, no avanzó demasiado en el derbi. Tampoco hace falta medir lo que corre Leo. Mientras él camina, procesa el fútbol a una velocidad inalcanzable para el resto de los mortales. Ya pueden ser los demás atletas de cuerpo esculpido en horas y horas de gimnasio. Cuando el balón llega a los pies deMessi, todo fluye hasta hacerse mágico.

A él le hicieron la falta previa en el gol. Ni 10 minutos se llevaban de partido. Y como pasa en el colegio, cogió la pelota, dispuesto a demostrarle a Pau López, el agresivo portero del Espanyol, que no hay peor tortura que provocarle. Agarró el balón con tanto mimo que el Camp Nou entendió al instante que estaba preparando algo descomunalmente bello. Por la curva, exquisita, precisa, lenta, casi a cámara lenta, que dibujó el balón para ir alejándose de Pau López. De falta directa ha marcado Messi mas goles (7) que de penalti esta temporada (4). Y a cada cual más bello. Sorteó la barrera del Espanyol con delicadeza viajando hacia el rincón izquierdo de la escuadra de Pau. Un golazo, se mire como se mire. Por la distancia, por el golpeo, por el vuelo y, sobre todo, por la importancia del 1-0.

Fuente:El Periódico


Te puede interesar