Sindiferencia, la nueva una app para ayudar a las personas que viven en la calle

Tecnología 01 de febrero de 2017 Por
Es posible indicar el lugar dónde hay una persona y qué tipo de ayuda requiere. En Buenos Aires, dos jóvenes crearon el sistema.

ra ayudar a gente en la calle: Foto el Tribuno Personas en situación de calle Foto: Diego Araoz 


Posdata Digital|Argentina

“La calle es un lugar de paso, pero no para todos”, advierte Sindiferencia, una aplicación diseñada para ayudar a personas en situación de calle. El objetivo es hacer visibles a estas personas en un mapa, lo que hace posible que cualquiera pueda acercarse a colaborar.

Hay dos formas de hacerlo. La primera es seleccionando la opción Incluir personas cuando se ve a alguien en situación de calle. Lo que se hace es ubicar el punto rojo en el lugar preciso del mapa en el que se encuentra y luego indicar si se trata de un individuo o un grupo, si está siempre ahí, qué necesita (comida, abrigo o elementos de higiene personal) y es opcional agregar un comentario detallando algo. De esta manera, cualquier usuario que elija la opción Ofrecer ayuda sabe a dónde dirigirse y qué colaboración se necesita en el lugar. Una vez que el interesado en ayudar pasó por alguno de los puntos marcados, debe elegir Yo Ayudé, Yo lo vi o bien la opción No está.

Sindiferencia nació en Buenos Aires en octubre del año pasado como una aplicación gratuita, disponible para Android y iPhone. Sus creadores son Ariel Kosacoff y Gabriela Wajnerman, dos emprendedores de 31 años que decidieron aplicar su pasión por la tecnología para combatir la indiferencia frente a una problemática social instalada en Argentina. Él es programador y ella licenciada en Administración de Empresas y ambos invierten su tiempo libre, dinero de sus bolsillos y sus conocimientos en esta iniciativa. “Esta es una herramienta tanto para el que está acostumbrado a ayudar, como para el que es nuevo en esto y ahora pasa por la calle y elige no seguir de largo”, describió Wajnerman.

Facilitar la búsqueda

Según la joven emprendedora, la facilidad en el manejo de la aplicación apunta a que no sea algo que solo puedan manejar ingenieros, sino que sea accesible a todos. “A veces uno no ayuda porque en ese momento no puede o no tiene algo para dar y nosotros con esto queremos demostrar que solamente el detenerse y mirar al otro es una manera de ayudarlo. Así se facilita la búsqueda de otras personas que quizás sí tienen algo para dar pero no saben a quién”, explicó.

Vía: El Tribuno

Te puede interesar